Reencarnarse es posible

20 enero, 2007 at 3:10 am 1 comentario

Aunque he sido educado en el catolicismo, no soy capaz de definirme como perteneciente a ninguna religión, pero tampoco soy ateo. Lo que más se ajusta a mis creencias en desarrollo es el agnosticismo. Hace poco tiempo he llegado a la conclusión de que reencarnarse es posible, sé como debe ser esa reencarnación y a partir de ahí voy a comenzar a construir mis maltrechas creencias. Me explico:

Primero, considero la reencarnación el proceso por el cual la energía vital de la persona, su conciencia, no desaparece, sino que vuelve a renacer de alguna manera cuando el ser humano muere.

Segundo, el ser humano es para mí el producto de un cúmulo de casualidades a nivel universal. Una persona no es más que la unión con un orden muy definido y concreto de una cantidad determinada finita de partículas fundamentales, llamémoslas átomos, moléculas o como se quiera. Además esas uniones necesariamente se producen también en un tiempo dado. El orden viene dado por la evolución natural y las partículas provienen de cualquier parte del universo.

Sentadas las bases, defiendo la idea de que cualquier cosa animada o inanimada puede volver a ser creada, si es posible juntar de nuevo partículas idénticas, con un orden y una disposición temporal exactamente igual a la anterior. Por ejemplo, al igual que un coche desmontado cuidadosamente en cada una de sus piezas se puede volver a montar y funcionar exactamente igual, con un ser humano se debe poder hacer lo mismo a nivel de las partículas fundamentales.
La materia, segun las conclusiones de Lavoisier, ni se crea ni se destruye, sólo se trasforma en el curso de las reacciones. Por tanto, las partículas que componen a la persona no desaparecen a pesar de que esta muera, sólo es necesario que se vuelvan a distribuir igual que en la anterior ocasión en el reino del espacio-tiempo.
En resumen, las condiciones que se deben imponer a este proceso son:

  • Las partículas deben ser idénticas, no necesarimente las mismas, ya que iguales átomos tienen iguales propiedades.
  • El orden espacial en el que se distribuyen las partículas debe ser igual.
  • El orden temporal también debe ser igual, es decir que aunque el proceso comience en un instante diferente al anterior, se realice en una distribución idéntica de momentos.

Desde luego la probabilidad de que se produzca el proceso de reencarnación tal y como lo he escrito es sumamente ínfima, pero no era casi igual de ínfima la posibilidad de que apareciara la vida, y apareció; y no era también casi nula que apareciera la vida inteligente en la forma del ser humano, y bueno, aqui estamos. Quizás podamos volver a estar y ser de nuevo.

Se admiten comentarios y críticas constructivas.

Entry filed under: A medianoche, Ensayo, Religión, Yo. Tags: .

Navidades y fiestas varias Carroñeros televisivos

1 comentario Add your own

  • 1. yoli  |  25 noviembre, 2011 a las 1:32 pm

    ¿como intentar traer a alguien que murio el 20 de agosto del 2011,para que vuelva al vuentre de su madre?.
    se como comprovar si es ella , pero no como traerla .
    por favor contestame.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


_uacct = "UA-2815252-1"; urchinTracker();

Juan C. López

Estudio Periodismo y Telecomunicaciones en Málaga. Sed bienvenidos a ser mi pequeña ventanita al mundo.

Feeds

Entradas recientes

Estadísticas

  • 25,071 visitas

A %d blogueros les gusta esto: